👁 Está leyendo nuestra sección de Salud de Deportistas (Deportes). Los artículos en nuestro sitio no dispensan asesoramiento médico, legal o financiero. La información presentada aquí es para fines educativos o de entretenimiento solamente. El lector es responsable de sus propias acciones en caso de utilizar cualquier información contenida en este sitio.

El Masaje en el Deporte

A menudo escuchamos que practicar deporte o actividad física no es sano si no se realiza con unas características concretas: volumen e intensidad media y prioridad del trabajo de fuerza-resistencia, flexibilidad y resistencia aeróbica.

Pepe G
Pepe G
17 de September · 355 palabras.
  El ser humano ha perseguido desde siempre la búsqueda del record, de las cotas más altas, la superación de sí mismo y de los demás. En este sentido el deporte actual ha alcanzado tales niveles de profesionalidad y de necesidad imperiosa de resultados que todos los factores con él relacionados (métodos de entreno, instalaciones, psicología, ropa deportiva, medios de recuperación…) se analizan al detalle para obtener, aunque sea mínima, una ventaja. El masaje es un método más dentro del complejo mundo deportivo que podemos utilizar para aumentar el rendimiento del deportista.

A menudo escuchamos que practicar deporte o actividad física no es sano si no se realiza con unas características concretas: volumen e intensidad media y prioridad del trabajo de fuerza-resistencia, flexibilidad y resistencia aeróbica. El deporte de alto nivel exige esfuerzos intensos y prolongados; lógicamente el intentar alcanzar y superar continuamente el máximo de nuestras posibilidades, en definitiva, de "forzar" el organismo ocasiona una serie de lesiones, con el parón de trabajo que ello ocasiona y la pérdida de tiempo útil, primero para curar la lesión y luego para situarse al mismo nivel en que se encontraba el deportista antes del problema en cuestión.

En este sentido el masaje se muestra como un "arma" eficaz para mejorar el rendimiento y que el cuerpo/a del deportista no se resienta por ello, o al menos minimizar los efectos de los esfuerzos acentuados como los largos entrenamientos y competiciones.

La victoria o la derrota en la competición, por otro lado, no deben influir en los medios de recuperación que empleemos, García (2001:162). Tenemos que buscar un buen rendimiento cuidando al mismo tiempo la salud.

El deporte de competición exige entrenamientos de larga duración y repetición de movimientos (necesidad de recuperarse rápidamente de un esfuerzo a otro), para sacar lo mejor del deportista sus músculos necesitan estar en perfectas condiciones. Debe descansar y recuperarse para alcanzar y mantener un estado de forma óptimo ya que si esta recuperación es inadecuada imposibilitará alcanzar el nivel deseado y además será más propenso a sufrir lesiones.

 masaje erotico  barcelona

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →