El Colosal Estadio Azteca

La nacionalidad del mexicano se mide en cuántos partidos de futbol gana la Selección de México, la playera verde es símbolo de fortaleza, el ¡sí se puede! Es nuestro grito de guerra, en sí, el Estadio Azteca es el monumento del futbol mexicano, símbolo de la popularidad azteca.

Leonel Blanco
Leonel Blanco
9 de April · 441 palabras.
El Coloso de Santa Úrsula no sólo ha vivido eventos meramente futbolísticos, sino también ha sido testigo de las mejores bandas de rock o incluso de aquellos “Knock out´s” de Julio César Chávez. Con apenas cuatros años de vida, el Azteca recibió su primer Mundial, mostrándose ante el mundo, como uno de los estadios más grandes del globo terráqueo, sería testigo del ya comentado y famoso “Partido del Siglo” entre Italia y Alemania.
Serían 16 años los que tendría que esperar el Estadio Azteca para volver a recibir un Mundial más, afortunadamente la economía y la política que se vivía en México, permitió celebrar los eventos más importantes de la historia deportiva, el Azteca siempre custodiando las celebraciones.
El Azteca es considerado, para algunos, como el monumento a la mano de Dios, es testigo de dos leyendas que fueron predestinados a jugar en el tercer estadio más grande del mundo, nos referimos a Edson Arantes do Nascimmento ´Pelé´ el 10 que jugaba para el equipo, el 10 del carisma, el 10 de la elegancia; Diego Armando Maradona otro ícono del balompié internacional, el 10 de la genialidad, el 10 de la magia en los botines, el 10 de la polémica. Los dos coronándose con apenas 16 años de diferencia, Pelé en el 70 y Maradona en el 86.
Sin duda el Estadio Azteca llegó para quedarse, desde los gritos de gol hasta corear canciones de The Rolling Stones, U2, Michael Jackson, Paul McCartney entre otras genialidades del mundo musical, basta decir que el estadio cuenta con su propia melodía musical a cargo del compositor argentino André Calamaro titulada Estadio Azteca.
También el Coloso presume por ser el estadio que cuenta con más juegos de la Copa del Mundo, sumando 19 encuentro en total. También logró ser sede de la final de la Copa del Mundo sub-17, donde México se coronó campeón; con apenas 17 o incluso menos años, los jugadores ya tienen qué platicar, “fuimos campeones en el Estadio Azteca”.
El Estadio Azteca no sólo presume de su trayectoria, sino también se jacta de tener el récord de asistencia, sorprendentemente en un evento de futbol americano nacional. Sería un dos de diciembre de 1972 cuando el clásico (UNAM- IPN) logró juntar a 120.000 espectadores, imponiendo también el récord en partidos de futbol americano.
Así que a sus 46 años de vida, el Estadio Azteca ha comenzado a dejar un legado, sin duda nosotros lo disfrutaremos más y nos seguirá dando de qué hablar a lo largo de los años venideros.

Si quieres conocer las últimas noticias y las novedades del apasionante mundo del futbol visita Fut24Siete

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →