Cómo crear un germinador vertical casero

Con esta sencilla técnica conseguiremos que las semillas que normalmente se siembran directamente, germinen antes de plantarlas en su ubicación definitiva. Así aumentaremos la viabilidad de nuestras plántulas, consiguiendo una eficacia de cultivo mayor.

Marcos Pi
Marcos Pi
15 de December · 507 palabras.
x

ūüēė Resumen

Este artículo presenta un germinador vertical casero ideal para semillas grandes, como las semillas de judía. Para elaborarlo solamente se necesitan cartón fino, gomas elásticas, un recipiente cilíndrico y agua de lluvia o destilada.

El proceso es muy sencillo y en cuatro pasos se puede tener el germinador listo. Se recortan dos piezas de cartón, se colocan de 6 a 8 semillas en una de ellas, se cubren con la otra pieza y se enrolla cuidadosamente, fijándolo con una goma elástica.

Despu√©s se introduce en el recipiente y se llena el frasco con agua, manteniendo las semillas h√ļmedas a trav√©s de la capilaridad del cart√≥n. Finalmente, se colocan en un lugar oscuro y c√°lido esperando unos d√≠as hasta que germinen.

La ventaja de este sistema es que ayuda a que el hipocotilo, la raíz primaria de la planta, crezca en línea recta aumentando las posibilidades de que la planta prospere. Este germinador puede ser una opción fácil y económica para aquellos que quieran iniciarse en la jardinería.

El germinador vertical casero del que vamos a hablar a continuaci√≥n es √ļtil para semillas grandes como, por ejemplo, las semillas de jud√≠a. En este caso he utilizado semillas de la variedad Perona, las cuales estuvieron en remojo la noche anterior.


Los materiales necesarios para construir este germinador vertical son muy b√°sicos, al alcance de cualquiera. Concretamente necesitaremos los siguientes materiales:

-Cartón fino (en el caso de no tener carton, una bolsa de papel sin tintar también nos vale)
-Gomas el√°sticas
-Un recipiente cilíndrico
-Agua (preferiblemente de lluvia o destilada)

Construyendo un germinador vertical

Veréis que sencillo y rápido es el proceso. Con los materiales básicos que hemos mencionado, y tan sólo 4 simples pasos, tendrás tu germinador vertical preparado. A continuación se detallan los pasos a seguir:

1-En primer lugar es necesario cortar el cartón en dos piezas, con unas medidas aproximadas de 20×15 cm.

2-Se deben depositar de 6 a 8 semillas repartidas en la parte superior de una de estas piezas de cartón.

3-Seguidamente, hemos de cubrir las semillas con la segunda pieza de cartón y lo enrollamos cuidadosamente para que las semillas se muevan lo menos posible. Lo sujetamos con una goma elástica para fijarlo adecuadamente.

4-Introducimos el rollo en el frasco con las semillas en la parte superior (fuera del frasco) y lo llenamos de agua. De esta manera las semillas se mantendr√°n h√ļmedas ya que el agua empapar√° el cart√≥n por capilaridad e incentivar√° la germinaci√≥n de las mismas.

Por √ļltimo, colocamos el germinador en un lugar oscuro y c√°lido y esperamos unos d√≠as hasta que las semillas germinen.

Así de simple, y así de rápido.

La ventaja de este sistema es que permite que la parte subterránea del tallo principal, denominada hipocotilo, se desarrolle "en línea recta". Al conseguir un hipocotilo recto, sin malformaciones, estaremos aumentando significativamente las posibilidades de que nuestras plántulas prosperen.

Para descubrir más técnicas como estas visita www.sinagobios.com, un lugar dónde aprenderás a crear y cuidar tu propio huerto urbano, entr muchas otras cosas.

 

         

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →
new server