¿Aguantará Samsung Galaxy S5 al LG Flex?

Comparativa entre el LG Flex y el nuevo Samsung Galaxy 5, dónde mostramos los puntos fuertes y débiles de cada uno.

Carlos Mora
Carlos Mora
4 de April · 627 palabras.

Dejando a un lado los sobrevalorados Iphones, este 2014 promete una guerra sin cuartel entre el siempre esperado Galaxy S5 y el nuevo móvil de LG, el LG FLEX.

Los dos terminales presentan unas características abrumadoras, empezamos por su características físicas, lo que más destaca a primera vista es la curvatura del LG flex que cómo todo tiene fans y detractores, los fans apuestan porque es más cómodo al llamar y al contrario los llamados haters, insinúan que su uso en las manos es peor.

Los dos tienen un tamaño de pantalla bastante grande siendo la de LG mas grande 6 pulgadas en contra de las 5,1” que posee el S5. Por su puesto esto hace que el dispositivo de Samsung sea más ligero que el LG Flex. En cuanto a la resistencia, estamos tratando con dos verdaderos tanques, y es que la innovadora tecnología de LG permite al teléfono soportar verdaderas burradas y lo más asombroso es que su parte trasera se auto repara ante arañazos que pueda sufrir.

Por otro lado el S5 es capaz de sumergirse en el agua y posee una protección especial ante motas de polvo que puedan entrarle posee el famoso certificado IP67.
En características internas de la pantalla hay un claro vencedor y es que Samsung lleva mucha ventaja en sus móviles de gama alta, ofreciendo una resolución Full HD con 432 ppp frente a la 720 x 1280 del LG flex y 245 ppp que posee.


La cámara había sido un “punto débil” de Samsung últimamente, en el que intenta resarcirse con este último modelo consiguiendo una resolución de 16MP frente a los 13MP de su competidor. Cierto es que no todo en la cámara son los megapíxeles, pero ayudan a distinguir que desarrollador puso más interés en este apartado. La frecuencia de grabación del LG flex es mayor que la del último Galaxy 60fps vs 30fps pero el LG flex graba a 1080p frente a los increíbles 2160p del S5.


El procesador es prácticamente idéntico siendo el del S5 una versión algo más moderna con una leve ventaja frente al LG. Los dos posee el mismo procesador gráfico y la misma memoria RAM. La capacidad interna del LG dobla la del s5, 32GB de uno en contra de los 16 del otro, Samsung suple un poco esta desventaja permitiendo la inserción de una tarjeta microSD cosa que no permite LG.
En la batería nos encontramos la esperada victoria del LG que posee una capacidad de 3500mAh y claramente derrotado el Galaxy con 2800mAh.

En definitiva sobre el papel el Samsung Galaxy S5 es más potente que el LG flex, siendo éste último un gran competidor y aportando cosas muy diferentes que lo hacen destacable y elegible frente al otro.Si quiere conocer más sobre estos monstruos  y lo que orbita a su al rededor puedes visitarnos en nuestra web o estad atentos a los próximos artículos.

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →