la Andadura de Citroën Desde los Años 50

En aquella década, Citroën tenía una gama de productos muy desequilibrada, con un tope de gama, el Citroën DS, muy sofisticado y caro, y con los coches competitivos, pero no provechosos, pequeños (2CV, Ami 6, Citroën 8, Dyane) obsoleta y poco competitiva.

Pepe G
Pepe G
18 de October · 372 palabras.
 
El tipo de suspensión que aportaba un mayor confort a los usuarios se siguió utilizando durante los 50 años siguientes con otros modelos de Citroën (SM,GS, CX, BX, XM, Xantia y C5), y que utilizan otros automóviles de lujo, entre ellos algunos modelos de Rolls-Royce como el Rolls-Royce Silver Shadow.

En 1965, Citroën tomo el control de Panhard, con la esperanza de utilizar las habilidades de esta marca para los coches de gama media, con el fin de cubrir el hueco entre el 2CV y el gran DS/ID.
En 1967, compra Maserati, lo que les permite crear en 1970 el SM equipado con un motor V6 Maserati.

Este coche será un fracaso financiero, demasiado avanzado para su tiempo (suspensión hidro-neumática, dirección Dirávi, asistencia variable con arreglo a la velocidad) su coste de fabricación era muy caro y los 12.300 vehículos vendidos en cinco años no bastaron para amortizarlo, ya que las ventas fueron gravadas por la crisis del petróleo de 1973.

Algunos críticos afirman que fue el SM el coche que acabó por hacer quebrar a Citroën y que su diseño y construcción fue un error empresarial incomprensible. Tanto esfuerzo fue puesto en su diseño, que realmente era un reajuste del DS. Estos críticos apuntan a que desarrollar un refinado y caro coche deportivo -con motor V6 e inyección de combustible- era lo último en lo que Citroën necesitaba invertir su dinero en los años 1960.

En aquella década, Citroën tenía una gama de productos muy desequilibrada, con un tope de gama, el Citroën DS, muy sofisticado y caro, y con los coches competitivos, pero no provechosos, pequeños (2CV, Ami 6, Citroën 8, Dyane) obsoleta y poco competitiva.

El 2CV estaba perdiendo ventas desde el lanzamiento del Renault 4, por lo que Citroën tuvo que seguir vendiéndolo tomando como base un precio tan bajo que dejaba muy pocos beneficios.
Por otro lado, los automóviles de gama media basados en el 2CV (Ami 6, Mehari, Dyane) estaban claramente faltos de potencia y elasticidad, al haber tenido que basarse (por falta de presupuesto para desarrollo) en el motor de 602 centímetros cúbicos y en el chasis del más ligero 2CV.

 mudanzas economicas

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →